Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

La puja por la Alcaldía de Cali vive uno de los duelos más cerrados de los últimos 20 años. En esta oportunidad tres candidatos, de los siete en contienda, se encuentran en un apretado cabeza a cabeza por el primer cargo del municipio.

 

Se trata del exvicepresidente de la República y exgobernador del Valle, Angelino Garzón, y dos de los empresarios más exitosos de la ciudad, Maurice Armitage, fundador y dueño de Sidoc, siderúrgica de occidente, y Roberto Ortiz, dueño de Apuestas Azar y socio del consorcio Gane, que maneja desde hace una década el negocio del chance en Cali.

Ad portas de las elecciones y con un resultado que aún es incierto, el dinero se puede convertir en el factor que marque la diferencia. Los recursos con que las campañas cuentan para ‘conquistar electores’ y ‘sacar ventaja’ frente a los adversarios, y la forma en que los gasten pueden inclinar la balanza a favor de alguno de los tres candidatos que puntean la intención de voto.

Conocer los intereses de quiénes ‘se metieron la mano al dril’ para apoyar a los candidatos puede ayudar a los ciudadanos a definir por quién votar el próximo domingo.

Por eso quisimos hacer el ejercicio de conocer cuánto dinero ingresó a estas tres campañas, quiénes lo aportaron y cómo lo usaron los candidatos al momento de comprar publicidad. 

Así que recurrimos al portal Cuentas Claras, dispuesto por Transparencia por Colombia y el Consejo Nacional Electoral, CNE, para que los candidatos informen a los ciudadanos sus ingresos y gastos durante la campaña, allí encontramos cuánto han reportado, tanto en ingresos como en gastos, los candidatos del Partido de la U, del movimiento ciudadano Creemos Cali y del Partido Liberal, quienes aspiran a ocupar el despacho principal del CAM.

Para empezar nos encontramos que todos los equipos contables que rodean a los candidatos han reportado al menos un contribuyente a su campaña, así como también lo han hecho con los datos de créditos adquiridos y de gastos en diferentes categorías.

Cabe recordar que el tope establecido por el CNE para la financiación de campañas a la Alcaldía de Cali es de $1.726.086.150. Los reportes hechos por estos tres candidatos hasta el momento están lejos de esta cifra.

Hasta el 20 de octubre de 2015, la campaña de Armitage informaba ingresos por $1095 millones. De esta suma $795 millones corresponden al ítem de contribuciones, donaciones y créditos en dinero o especie que realicen los particulares y los $300 millones restantes hacen parte de créditos obtenidos con entidades financieras por parte del candidato.

La campaña de Angelino Garzón reportaba hasta ese momento $968.798.036 de ingresos a su campaña. De estos, $330.798.036 fueron donaciones, $34 millones corresponden al patrimonio familiar ($25 millones suyos y $9 millones entregados por su esposa, Monserrat Muñoz); otros $ 450 millones fueron obtenidos a través de créditos bancarios y los $154 millones restantes corresponden a aportes hechos por el Partido de La U.

Finalmente tenemos a Roberto Ortiz, quien de los tres punteros es el que menos reportes ha realizado sobre sus ingresos y gastos durante la campaña. Hasta el momento en los registros solo aparecen $321 millones de ingreso, $300 millones corresponden a aportes hechos por el propio candidato ($100 millones) y su hijo mayor, Roberto José, quien es el representante legal del Grupo Empresarial Ortiz SAS. Los otros $21 millones provienen de aportes realizados por particulares.

Al hacer un paneo general entre los ingresos de cada uno de los tres candidatos a la Alcaldía de Cali se puede observar que mientras Armitage obtuvo un gran apoyo por parte del sector empresarial, la mayoría de aportantes de la campaña de Garzón son personas naturales al igual que en el caso de Roberto Ortiz, aunque el candidato del ‘trapo rojo’ es financiado especialmente por su familia.

De acuerdo con Alejandro Varela, gerente de la campaña de Armitage, “nos hemos financiado a través de los aportes de personas naturales y jurídicas y un aporte del candidato. Todos han manifestado su interés de entregar donaciones de manera libre y voluntaria, se les ha dado un certificado de donación y esos recursos han ingresado a una cuenta única del Banco de Occidente, a través de la cual se mueven los recursos de la campaña”.

Gran parte del capital de campaña, $795 millones, con el que cuenta Armitage proviene de 20 personas jurídicas y una natural. Ellos han realizado aportes que van desde los $10 millones hasta los $100 millones. Pese a que Armitage asegura que no es el candidato de los ‘cacaos’ de la ciudad, los donantes a la campaña dejan ver que para ellos sí es la primera opción cuando piensan en el próximo Alcalde de Cali.

Quien más ha aportado la campaña del candidato del grupo ciudadano Creemos con Armitage, es el Ingenio Manuelita, considerado como uno de los más poderosos del sector azucarero, que donó a la campaña $100 millones. Este mismo valor fue donado por la empresa Consultorías de Inversiones S.A. e Inversiones Albanela S.A., respectivamente.

Por su parte la empresa Adeinco S.A. aportó a la campaña del candidato Armitage $80 millones. El Ingenio Providencia y la Fundación Propública aportaron cada uno de a $50 millones.

Esta última es una fundación del poderoso grupo empresarial Corona de la tradicional familia antioqueña Echavarría, quienes también donaron $50 millones a los candidatos Peñalosa, en Bogotá, y Gutiérrez, en Medellín.

En la campaña de Angelino Garzón, que es la carta del Partido de La U para llegar al primer cargo de Cali, la mayoría los aportes provienen de personas naturales. El más generoso ha sido el comerciante Diego Ferney Sánchez Patiño, quien realizó una contribución de $35 millones. Le sigue Orlando Rincón Bonilla, dueño de Parquesoft y quien además es gerente de la campaña y amigo personal de Garzón, que le entregó $26.100.000.

Cabe recordar que la empresa de Rincón ha sido contratista del municipio y dentro de los contratos hay uno que fue demandado en el 2006 porque habría sido adjudicado de manera directa y no por concurso o a través de una licitación. En el mismo, Parquesoft sería el encargado de modernizar la planta tecnológica de Emcali, por lo cual recibiría $63.000 millones. Ese negocio se malogró y en 2014, el Consejo de Estado ordenó a Parquesoft devolver a Emcali $4935 millones, dinero correspondiente a las utilidades de dicho contrato.

De los aportes realizados por personas naturales a la campaña de Garzón llaman la atención los registros de donaciones hechas por diferentes personas vinculadas en la campaña, Jesús David Colonia, Mauricio Holguín Obando, Robinson Ruiz y Rodolfo Rincón Ruiz, que sumados alcanza los $23.175.304 millones.

Top de medios

Pasando al otro lado, el de los gastos, y específicamente al revisar el dinero utilizado por los candidatos para inversiones en la publicidad de sus campañas, lo primero que salta a la vista es que entre los tres candidatos solo han reportado gastos por un total de $830.924.993 en este importante rubro.

Según los reportes al 20 de octubre, Armitage era el que más había invertido en publicidad con $393.579.182, cifra que representa el 47,3% del gasto total. Lo sigue Garzón con $310.980.748 para un 37,4% del gasto reportado y Ortiz, quien solo reporta haber invertido $126.365.062 que corresponden al 15,3% del gasto general en esa materia.

Mirando cómo se ha distribuido la pauta entre los diferentes medios de comunicación de la región el gran ganador es sin duda la radio que solo entre las cadenas Caracol ($157 millones), RCN ($83 millones) y Olímpica ($21 millones) han obtenido el 31,4% de la inversión total de las campañas.

Debajo se sitúan los noticieros regionales de Telepacífico ($41 millones), 90 Minutos ($32 millones) y Noti5 ($22 millones), quienes le pegaron un mordisco a la torta publicitaria correspondiente al 11,4% del total invertido.

En la categoría de prensa escrita solo la campaña de Armitage ha reportado compra de pauta en el diario El País por un valor de $39 millones, los cuales representan el 4,6% del gasto en publicidad. Ni Ortiz ni Garzón han reportado gastos de publicidad hacia ese medio escrito, a pesar de que las páginas del mismo han sido utilizadas para fijar avisos de su campaña.

En cuanto a vallas y publicidad exterior las dos empresas que acaparan los mayores valores reportados son Metrovías con $ 48.720.000, pagados por la campaña de Armitage, y Publicidad Latina, con $ 40.600.000 pagados por Ortiz. Por su parte la campaña de Garzón ha centrado su estrategia más en material publicitario como afiches e impresos cuyo rubro supera los $ 40 millones solo entre dos empresas, Producción Gráfica Editores SAS ($ 24 millones) y Marketing Pluss Promocional SAS ($ 16 millones).

Algunas aportes llamativos en los gastos de publicidad se observan en los reportes de Angelino Garzón quien recibió un total de $45 millones en dos donaciones que le hicieron entre María del Pilar León Carvajal, gerente de la empresa IHolging dedicada a las asesorías en plataformas tecnológicas (empresa que pertenece a Parquesoft) y quien pagó publicidad en Google por valor de $25 millones, y Alberto Mendoza García, quien pagó el uso de dos vehículos para la campaña del exvicepresidente por valor de $20 millones.

En la información reportada por la campaña de Armitage se relacionan dos empresas que han sido contratistas del Municipio de Cali en los últimos años. Add Media Central de Marcas SAS, cuyo representante legal, Christian Ochoa Goernitz tuvo dos contratos en el año 2013 con la Secretaria de Hacienda para desarrollar campañas institucionales con comerciales de televisión y que sumados alcanzan la cifra de $37 millones.

La otra empresa es Vission Digital SAS, que el portal Las 2 Orillas señala como propiedad del reconocido publicista Guillermo Lombana, aunque en el Registro Único Empresarial y Social de Confecámaras aparece como representante legal William Páez.

Esta empresa sería la responsable de la estrategia “Armitach o Armitage, dígalo como quiera pero firme”, que dio un impulso vital al inicio de la campaña para dar a conocer al candidato inscrito por firmas. En los últimos años Lombana ha tenido tres contratos con dependencias oficiales en la región, uno por valor de $30 millones con la Secretaría de Gobierno de Cali en el año 2009, y los otros dos, que sumados llegan a $745 millones, los firmó con el Instituto Financiero del Valle del Cauca, Infivalle, en 2012 y 2014 respectivamente.

De acuerdo con un seguimiento hecho por el Observatorio Cali Visible de la Universidad Javeriana, un aspecto que poco o nada se toca por los candidatos en el momento de rendir cuentas es el de los microperforados (especie de calcomanías) que se observan en taxis y vehículos particulares de la ciudad por doquier.

Mientras Angelino Garzón reporta gastos en ese ítem por apenas $2.764.048, ni Armitage ni Ortiz hacen referencia a los mismos.

Según el informe del Observatorio Cali Visible, algunos conductores de taxi, entrevistados, mencionan que el candidato Ortiz estaría pagando $80.000 por poner sus microperforados (la mitad la entrega durante la campaña y el saldo si aún conserva la calcomanía el día de las elecciones). El candidato tampoco reporta los volantes que ha repartido en los barrios de la ciudad.