"Historias sin ficción", una mirada a notas y técnicas sobre periodismo narrativo
Jueves, 17 Octubre 2019

"Historias sin ficción", una mirada a notas y técnicas sobre periodismo narrativo

Escrito por

Las historias publicadas en los últimos diez años en “Ciudad Vaga”, la revista de periodismo narrativo de la Universidad del Valle, se reúnen en una publicación que busca crear memoria cultural para el país, un intento de hacer periodismo desde lo cotidiano y con la mirada de estudiantes. Hablamos con Kevin García, #AsociadoCdR y profesor de la UniValle, sobre esta publicación.

Un repertorio de temas, enfoques y estructuras que podrían aprovechar para sus propios trabajos es lo que encontrarán, periodistas y estudiantes, en la antología de la Universidad del Valle "Historias sin ficción", una publicación en la que el lector podrá conocer técnicas para escribir este tipo de textos - considerando la conexión con los lectores, el diseño de la historia, las formas de editar para mejorar la historia - y los relatos de estudiantes y ex alumnos que se han publicado en algunas ediciones de la revista Ciudad Vaga.

Las historias del libro son de los autores y autoras que se formaron en la publicación. Piezas de periodismo narrativo publicadas entre las ediciones 5 y 18. La selección de los primeros cuatro números se publicó en el libro Ciudad Vaga, Reportajes, en 2011.

En un capítulo se comparten técnicas de la Escuela de Comunicación Social de la UniValle que hablan acerca de cómo titular y construir buenas entradas, cómo controlar la adjetivación, cómo transformar un hecho ordinario en experiencia significativa, cómo incluir datos concretos de la realidad y cómo crear personificación o dar profundidad al tema. 

 

La selección de “Historias sin ficción” evidencia que existe una producción significativa de piezas periodísticas que va más allá del periodismo diario y que constituyen un rico repertorio de la experiencia humana.

Por otro lado, si el libro se lee desde una mirada diferente, el ciudadano común encontrará en esta publicación un conjunto de relatos de la realidad que muestran una radiografía del país de una forma fresca y renovada, historias que se dieron como resultado del proceso académico y de exploración de periodismo universitario de los estudiantes de la Universidad del Valle.

Historias

Un joven de 19 años que termina enlistado en el ejército e internado en las selvas del Putumayo para enfrentar a las Farc, una mujer que regresa a su pueblo luego de ser secuestrada y tras haberse enterado que fue señalada por alguno de sus vecinos; un grupo de guerrilleros que escribe cartas de amor en medio de la guerra, un bailarín de ladera baila salsa con Jennifer López en Las Vegas; una pareja que asiste a una fiesta swinger para reactivar el amor; un preparador de cuerpos cuenta qué pasa cuando arregla un cadáver de prisa; y un mimo de calle que no habla francés ingresa al camerino de Marcel Marceau, son algunas las diversas historias que se exponen de esta publicación. 

Imagen cortesía. Portada "Historias sin ficción".

El libro se presentó el pasado 15 de octubre en el marco de la Feria del Libro de Cali, en el que participaron nuestro #AsociadoCdR Kevin García y Julián González, editores de “Historias sin ficción”. CdR habló con García acerca de la publicación:

¿Quiénes son los autores de las historias de esta antología?

Principalmente son estudiantes de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle. La mayoría de ellos hoy son egresados y están en el campo profesional de la comunicación y el periodismo. También participamos algunos profesores que hemos estado vinculados a la revista desde su creación. 

¿Cómo fue la selección de las historias?

El libro reúne un conjunto de las mejores historias publicadas a lo largo de 12 años en Ciudad Vaga, la revista de periodismo narrativo de la Universidad. Las historias se seleccionaron bajo los criterios de diversidad temática, uso de técnicas del periodismo narrativo y calidad escritural. 

Un número importante de ellas ganaron por derecho propio su presencia en la selección, pues fueron finalistas o ganadoras en premios de periodismo y pasaron el filtro de jurados externos.

 

¿Qué tipo de historias podrán conocer los lectores en el libro?

El país llega a la universidad pública a través de sus estudiantes, así que sus conflictos y agendas quedan allí reflejados, pero en “Historias sin ficción” también se expresa una cantidad de narraciones singulares y notables que nos muestran toda la riqueza de la condición humana. 

En la contraportada anticipamos el tipo de historias que encontrarán los lectores... Estas historias sin ficción nos demuestran que la vida está llena de fantasía, está llena de fulgor.

Imagen cortesía. Contraportada "Historias sin ficción".

¿Por qué es importante abrir este tipo de espacios, como el de Ciudad Vaga, en ambientes académicos? 

La gran mayoría de universidades que tienen programas de comunicación social y periodismo tienen publicaciones que les permiten entrenar la formación profesional y esto es muy valioso.  

En nuestro caso, Ciudad Vaga ha sido nuestro laboratorio periodístico, un espacio para el aprendizaje y la experimentación. El periodismo necesita repensarse y hoy las universidades tienen una oportunidad histórica para ayudar a diseñar la transformación y reinvención del oficio. En Ciudad Vaga tratamos de contribuir a ese propósito. 

¿Qué puedes resaltar del periodismo narrativo que se hizo para Historias sin ficción?

En la revista se ha tratado, en parte, intentar superar el agotamiento que generó en los lectores la escritura de manual de estilo del periodismo más informativo. El resultado de esa exploración ha sido diverso. 

Surgieron historias con criterios de calidad narrativa, otros trabajos mostraron una fuerza inesperada en las dimensiones más simbólicas de aquello que contaron. Los autores exploraron el uso de ritmos sonoros, estructuras con puntos de giro en momentos no convencionales, tonos y montajes narrativos más cinematográficos que literarios; también abordaron temas particulares que no entraban en las agendas de los medios diarios, que no eran considerados noticiables.

Algunos se interesaron por una escritura más ensayística y expositiva para contar sus investigaciones. La revista fue pensada como una laboratorio periodístico y ese carácter explorador fue correspondido por quienes propusieron sus temas. Un periodista que se acerque a la publicación encontrará pistas e ideas para renovar sus formas de contar.

 

¿Por qué es importante fomentar espacios de diálogo y acercamiento entre los autores y los lectores, como en el que estarás en la Feria del Libro en Cali? 

Cada vez estoy más convencido que los libros son hechos de cultura, conversaciones que se extienden a lo largo del tiempo. Uno de los medios de aprendizaje más empleados por los seres vivos es el aprendizaje por imitación. 

Con la invención de la escritura y especialmente el libro, los seres humanos podemos adquirir aprendizajes y experiencias de generaciones anteriores y esto ha marcado un valor diferencial como seres vivos.  

El libro es un generador de conversaciones que se inician con los lectores desde su presentación pública. Hoy los periodistas y académicos necesitamos trascender los bordes de nuestro oficio y dialogar de otras formas, con otros campos y espacios de nuestra sociedad. 

¿Dónde se puede conseguir el libro?  

Estará en el stand de la Universidad del Valle en la Feria Internacional del Libro de Cali. También se pueden conseguir libros de Univalle en librerías como la Nacional, Fondo de Cultura Económica y Siglo del Hombre. A ellas irá llegando.

Sobre Ciudad Vaga

El proyecto nació inspirado en la revista española Matador, y como una idea de los profesores de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle Kevin García, #AsociadoCdR, Hernán Toro, Patricia Alzate y Julián González.

Lleva 12 años siendo el espacio de narración y experimentación en el que los estudiantes de la Universidad del Valle ponen en práctica lo aprendido, y que con asesoría y apoyo, busca mostrar otro tipo de periodismo, uno que tal vez no tiene tanta libertad en las salas de redacción de los periódicos convencionales.

En sus publicaciones se han visibilizado las historias de periodistas como Patricia Nieto, Alberto Salcedo Ramos, Leila Guerriero, y estudiantes que han conseguido múltiples reconocimientos.

El nombre de Ciudad Vaga alude a cierta opacidad frente a los espacios que se habitan a diario, a una incertidumbre en la mirada que desdice de la pretensión de claridad total del periodismo más convencional, acerca de qué es y cómo debe entenderse la realidad.

Conoce más historias de Ciudad Vaga aquí

551
Modificado por última vez en Viernes, 18 Octubre 2019 20:10