Cubrir protestas sociales más que un reto para el periodista, o una nota de rutina, puede convertirse en un acto riesgoso. Por eso, te traemos algunas recomendaciones a la hora de hacer seguimiento a estos eventos.