HERRAMIENTA

Consejos para el cubrimiento periodístico en entornos de violencias urbanas

Javier Alexander Macias, periodista y especialista en DD.HH. y DIH, junto a los participantes del curso virtual ‘Conflicto, violencia y DIH en Colombia. Herramientas para periodistas’, realizado por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) con el apoyo de Consejo de Redacción (CdR), cocrearon una serie de recomendaciones para el cubrimiento periodístico de las violencias urbanas, a partir de los consejos de expertos en el tema.

Herramientas

Consejos para el cubrimiento periodístico en entornos de violencias urbanas
Octubre 20 de 2021

Por: Javier Alexander Macias

En el cubrimiento periodístico nos enfrentamos a diario situaciones que pueden poner en riesgo nuestra integridad como reporteros y como personas. 

Para esto, es de vital importancia identificar en muchas ocasiones todos aquellos aspectos que se pueden presentar como un obstáculo para desarrollar el papel de periodista y, a su vez, permitan reaccionar en caso de intimidación o en peligro en el cubrimiento de hechos noticiosos, o cualquier otro hecho asociado a la profesión. 

Dentro del módulo 3 ‘Violencia urbana y recomendaciones de seguridad para periodistas’ del curso virtual sobre DIH en Colombia, nos comprometimos a crear un manual o decálogo de aquellas pautas que los periodistas deberíamos poner en práctica cuando asistimos al terreno y las condiciones de seguridad no son las más óptimas, so pena de cumplir con nuestro trabajo. 

"Unificamos las ideas de los participantes del curso con un solo fin: que los y las periodistas tengan una herramienta, construida por colegas, que les brinde una guía para el cubrimiento de actos de violencia en sectores vulnerables en las zonas urbanas del territorio colombiano". 

Cada uno de los aportes de los participantes del módulo 3 fueron tenidos en cuenta para la creación de este decálogo que puede servirnos en cualquier circunstancia y que puede convertirse en un texto de consulta ante las dudas para salir a un cubrimiento de violencias en entornos urbanos. 

Unificamos las valiosas ideas de cada uno de los participantes del curso virtual con un solo fin: que los y las periodistas tengan una herramienta, construida por colegas, que les brinde una guía para el cubrimiento de actos de violencia en sectores vulnerables en las zonas urbanas del territorio colombiano. 

Después de cada punto se incluirá una breve descripción que puede adaptarse en nuestro quehacer cotidiano y para la práctica de nuestra profesión. 

Integridad del periodista

En este acápite se presentan algunas recomendaciones para que los reporteros minimicen el riesgo de sufrir algún daño físico o incluso emocional en la reportería:

  1. El periodista debe ser y parecer. Bajo esta premisa, los reporteros que cubren temas de violencia urbana deben centrarse en que su presentación personal esté muy alejada de parecerse a los uniformes que utilizan los integrantes de la Fuerza Pública. Además, evitar el uso de accesorios que generen confusión y duda en sí se es periodista u otra persona. 
  2. Evitar al máximo el uso de vehículos oficiales. Para realizar el cubrimiento de una noticia, se deben usar los vehículos del medio de comunicación plenamente identificados, sin embargo, en algunas excepciones, utilizar vehículos de transporte público si se llegara a poner en peligro a una fuente. (Ver capítulo del trato con las fuentes).
  3. En algunos sectores o cubrimientos en entornos con violencias urbanas se debe estar plenamente identificados, esto puede garantizar que ante la curiosidad que produce la presencia de una persona ajena al sector (en este caso el periodista), pueda ser víctima de ataques indiscriminados por parte de los grupos delincuenciales que operan en estos territorios. En algunas ocasiones será preferible pasar desapercibido, sobre todo cuando se pone en riesgo la integridad de los entrevistados. (Ver capítulo del trato con las fuentes). 
  4. Los cubrimientos en zonas que presenten algún tipo de riesgos por la violencia intraurbana, es preferible desarrollar el trabajo en equipo, dos personas mínimo. 
  5. El periodista debe evitar moverse por zonas que representen algún riesgo a su integridad o su vida sin ningún acompañamiento de habitantes de esos territorios. Tener muy definidos los horarios en los que se va a movilizar y evitar llegar sin previo aviso a espacios o áreas que tienen problemas de seguridad. Ya dentro de la zona, y si entrevista a alguna de las partes en conflicto, evitar dejar en evidencia donde se encuentra al subir fotos o entregar datos a través de las redes sociales. 
  6. Mantener contactos telefónicos a la mano para en caso de emergencia dar aviso. Estos pueden ser del editor, de un compañero periodista o de un familiar. 
  7. En caso de presentarse algún incidente o acción violenta, evite exponerse en el sitio de los hechos. Si es una balacera, evite salir a registrarla en video, a menos de que se encuentre en un lugar seguro para hacerlo. Siempre esté atento a las rutas de escape o un sitio en el que pueda resguardarse de ataques con piedras, objetos contundentes y/o armas de fuego.

Te podría interesar Consejos para cubrir la migración venezolana en Colombia

Antes del cubrimiento

  1. Establezca contacto con la fuente o la persona a quien va a entrevistar. De esta forma, si el entrevistado tiene que solicitar algunos permisos en el sector a los actores armados, lo hará a la mayor brevedad y garantizará su ingreso. No llegue de improvisto.
  2. Planifique una ruta de llegada y una ruta de salida, el tiempo que durará la entrevista y dónde se realizará. 
  3. Informe a su editor el sitio en el que realizará el trabajo, además establezca un protocolo de seguridad que incluya palabras claves telefónicas, hora estimada de salida y si se pasa cierta cantidad de horas, iniciar una búsqueda. 
  4. Informe a entidades neutrales sobre su presencia en el sector. Puede ser el CICR, las personerías o la Defensoría, esto con el único objetivo de que, en caso de una urgencia, se active la búsqueda con estos organismos e instituciones. 
  5. Procure no brindar información a las autoridades como Policía o Ejército de su lugar de ubicación si va a realizar una entrevista con personas que hacen parte de los grupos armados, de esta forma evitará posibles seguimientos que lo pondrían en riesgo. Hágalo si lo cree estrictamente necesario, pero no entregué información que lleve a la identificación de las fuentes que le brindan la información, esto pondría en riesgo su seguridad.
  6. Explicar claramente el objetivo de la visita al territorio. Responder a preguntas como ¿qué se hará? ¿Cómo se hará? ¿Quiénes estarán en el terreno?
  7. Establezca las posibles rutas de salida en caso de presentarse una situación que ponga en peligro su integridad y/o la del entrevistado. 
  8. Tratar de identificar el entorno y el contexto del hecho que convoca al periodista a visitar este territorio. De esta forma será más asertivo en el cubrimiento que pretende realizar.

Durante el cubrimiento 

  1. Muestre respeto por las personas, sitios sagrados, espacios prohibidos, rituales y otros aspectos socio culturales que hacen parte de la zona a la que visita. Recuerde que usted es un visitante. 
  2. Preguntar antes de tomar fotografías, videos o testimonios si tienen la autorización de las personas, en muchas ocasiones las personas se sienten intimidadas por los micrófonos, las grabadoras o las cámaras y no dan los testimonios. Conversar con las fuentes antes de la entrevista es una buena ayuda para bajar la tensión de los minutos iniciales.
  3. Llevar solo lo necesario para el trabajo a realizar y evitar objetos ostentosos como relojes, joyas e incluso el mismo celular, esto evitará que se centre la atención sobre el periodista de las personas que podrían robarles y generar momentos de angustia.
  4. En lo posible estar acompañados con persona de la comunidad, que los presente con otras personas y ser siempre amable con ellos. Si la persona que va a entrevistar no se siente a gusto con la entrevista en su territorio, invítela a otro sitio o acuerde una cita en otro territorio y en otro contexto, de esta forma cuidará la seguridad de su entrevistado.
  5. Si un grupo armado u otro grupo violento le exige retirarse, acate la orden, recuerde que ellos son los que tienen el poder en esas zonas. 
  6. Evite preguntas en público que pongan en riesgo a la fuente, por ejemplo, ¿Quién es el que manda en el territorio? Recuerde que mientras usted hace su trabajo como periodista, puede ser seguido por integrantes de las pandillas o grupos delincuenciales. Ese tipo de preguntas hágalas fuera del territorio o telefónicamente. 
  7. Vele siempre por su seguridad, la de su fuente y la de su equipo periodístico. 
  8. No prometa situaciones que usted no puede cumplir. No prometa que se solucionará el problema, sea claro en que usted es solo el periodista y que va a denunciar con su publicación, pero la solución viene de otras entidades.
  9. Y cumpla lo que promete. Por lo general en las comunidades piden que se les envíe las publicaciones, fotografías o links. Si usted lo prometió, envíelos o de ser posible vuelva a la comunidad a entregarlos, esto ayuda a afianzar los lazos con las fuentes.
  10. Evite caer en la inmediatez, en el acto de entrar, tomar la información necesaria y salir rápidamente. Esto puede llevar a la descontextualización de un hecho. Hay que escuchar a todas las partes implicadas. 

Lee también Decálogo ético de los periodistas de las regiones en la radio

Después del cubrimiento

  1. Revise el material a publicar. Evite la publicación de imágenes que puedan comprometer a las comunidades que visitó. 
  2. La publicación debe ser clara y enfocada en la problemática que se está viviendo en una zona determinada. La idea es que el producto periodístico genere procesos que lleven a la solución a la situación desde las entidades encargadas de hacerlo, no que genere una estigmatización de las comunidades. Recuerde que no todos hacen parte del conflicto que se vive allí. 
  3. Discuta bien el enfoque con su editor para evitar imprecisiones en su publicación. En caso de notar alguna irregularidad en la edición, hágaselo saber al editor, evitar títulos o párrafos fuera de contexto que puedan poner en riesgo la seguridad del periodista o de las fuentes a las que entrevistó. Usted es quien conoce la historia y lo que vio en el terreno. 
  4. Cuidado con el uso del lenguaje. Evite la adjetivación que termine llevando a la estigmatización de las zonas que visitó. No tomé palabras del lenguaje de las fuentes oficiales, el periodista tiene muchas herramientas para narrar. 
  5.  Hacerse preguntas sobre cómo afectará la información que difunda a las víctimas, ¿traerá mayores efectos positivos que negativos?
  6. No dejarse presionar por las autoridades, el periodista no está obligado a ser el puente de estas para realizar sus operaciones policiales o militares. Estos pueden acceder a la información cuando esta ya esté publicada y solo a la que está publicada.
  7. En caso de ser contactado por autoridades militares o de Policía que le pidan información, haga uso del recurso de la reserva que protege al periodista de negarse a dar información que comprometa su integridad y/o la de sus fuentes de información.

Si bien este decálogo (aunque tiene más de 10 puntos) no es un texto definitivo, si puede convertirse en una ayuda y una herramienta de consulta para los periodistas al momento de viajar a territorios en los que la violencia hace parte de su cotidianidad o se vive un hecho violento de momento. 

Este decálogo fue construido gracias a las ideas y sugerencias de los participantes de la versión 2021 del curso virtual ‘Conflicto, violencia y DIH en Colombia. Herramientas para periodistas’, módulo 3: ‘Violencia en entornos urbanos’. Un proyecto del CICR con el apoyo de CdR.

Desarrollado por Pixelpro