Durante dos años, la periodista cubana Mónica Baró investigó el caso de envenenamiento por plomo de San Miguel del Padrón. Sin acceso libre a internet y teniendo que pagar de 1 a 2 dólares para tener algunas horas, Baró consiguió crear un texto narrativo que además de la problemática cuenta la historia del barrio que tuvo que ver morir a sus habitantes. CdR entrevistó a la periodista que además recibió, este año, el Premio Gabo en la categoría Texto.