A las orillas del Río Cauca y el Río Cañaveral se da el negocio de la arena, donde las empresas tienen ventajas sobre los areneros artesanales, donde casi no hay controles de las autoridades y donde prima la competencia desleal. Esta es una investigación de Maritza Palma Lozano y el equipo de trabajo de La cola de rata y la Liga contra el silencio.