Una mañana de julio de 2001, el hijo mayor de Gloria Marulanda fue reclutado por las Farc, tres años después, la guerra volvió para arrancarle a su hijo menor. Con un hijo muerto y el otro desparecido, Gloria hoy lidera a las mujeres de su región para buscar a sus seres queridos. Ella es sinónimo de la valentía, fuerza y perdón. Ha enseñado a sus compañeras que aunque no se pueda escoger cuándo dejar de sufrir, sí se puede elegir la forma de sobrevivir. Nubia Russi, defensora de DDHH en Colombia, narra esta gran historia en un proyecto de CdR/Lab. 

Bastian Kaiser, reportero de 1Live y WDR, y Edinson Bolaños, asociado CdR y periodista de El Espectador, viajaron a San José del Guaviare (Amazonía colombiana) para darle voz a estas madres que buscan a sus desaparecidos y con ello la verdad. Esta investigación hace parte del proyecto‘ Punto de Giro: Colombia después del acuerdo de paz’.