“Esta formación logra inspirar y fortalecer periodistas para dejar miedos y comprometerse con luchas de la comunidad”
Jueves, 26 Abril 2018

“Esta formación logra inspirar y fortalecer periodistas para dejar miedos y comprometerse con luchas de la comunidad”

Escrito por

En el marco del proyecto ‘Investigaciones territoriales: DD.HH. en el posconflicto colombiano’, Juan Diego Restrepo, director del medio de periodismo de investigación, Verdad Abierta, y Ginna Morelo, editora de la Unidad de Datos de El Tiempo, capacitaron a 12 periodistas en Tumaco, Nariño. El último taller ya se desarrolla en Florencia, Caquetá.

CdR/Lab, en Alianza con Verdad Abierta, y gracias al apoyo del Programa de Derechos Humanos de USAID Colombia, forma a periodistas y comunicadores de regiones sensibles al conflicto, y que ya enfrentan procesos de posconflicto, para que cuenten con herramientas, estrategias y conocimientos que les permitan generar un contenido responsable y de calidad, y así sensibilizar a la población por medio de la visibilización de la situación actual de Derechos Humanos en sus regiones.

  

12 periodistas los de municipios de Pasto, Túquerres, Barbacoas, Tumaco, Salahonda, El Cumbal, Guachucal fueron parte de la jornada de dos días y medio en Tumaco, en la que Juan Diego Restrepo, y Ginna Morelo, realizaron una formación intensiva en cubrimiento de conflicto, de paz, conceptualización de Derecho Internacional Humanitario, formatos narrativos innovadores, seguridad para periodistas, cubrimiento con enfoque de género y en derechos humanos.  

“Hoy Colombia está escribiendo una página importante en la historia de América Latina, el Estado llegó a un acuerdo de Paz con la guerrilla más antigua del continente y se negocia el fin del conflicto con el ELN. Pese a eso, Tumaco, junto a gran parte del departamento de Nariño, atraviesa una delicada situación de orden público: narcotráfico, desplazamiento forzado, disidencias de las Farc, bandas criminales y atentados que de alguna manera ponen en riesgo todo lo conseguido en La Habana; no obstante, esa realidad hostil, que se retrata en los medios masivos y tradicionales de comunicación, contrasta con los colores, la música, los bailes y la alegría de la gente que día a día trata de vivir con la ilusión de un futuro más amable y que, tal vez sin pensarlo, su propia existencia se convierta en resistencia en un territorio que pareciera condenado a la barbarie. Hoy Colombia está escribiendo una página importante en la historia de América Latina y, desde las regiones, los periodistas tenemos la responsabilidad de retratar las luchas de nuestros pueblos y darle un lugar relevante a nuestros mártires y a nuestros héroes. Ahí recae la importancia de proyectos como el de DD.HH en el posconflicto”, explica Carlos Murillo, periodista de Tumaco, parte del proyecto. 

 

Durante la jornada el periodismo colaborativo y el trabajo en red fueron temas esenciales, pues en un país que pasa por una transición como Colombia, trabajar en diferentes formatos, desde diferentes enfoques y disciplinas, y con el apoyo de otros comunicadores y periodistas de otras regiones es clave.  “Aprendimos la necesidad de hacer un periodismo profundo, que vaya más allá de lo que tradicionalmente se nos pide a la hora de contar una historia. Un periodismo que no solo retrate los problemas de la comunidad de forma superficial, sino que vaya a la causa. Como comunicadores podemos acompañar los procesos de nuestras comunidades y nuestros líderes, conociendo a fondo sus luchas, con cifras, con datos, con documentos, ahí estamos siendo no solo responsables con la noticia para el momento coyuntural, ahí estamos siendo responsables con la memoria histórica de nuestros territorios”, afrima Murillo, luego de la capacitación. 

De este departamento se elegirá una historia para ser financiada y publicada en un especial de VerdadAbierta.com, Colombiacheck, medios locales, y medios regionales, junto a otras seis historias de Córdoba, Antioquia, Meta, Cauca, y Caquetá. 

 

Esta formación logra, más allá de desarrollar contenidos académicos, inspirar, y fortalecer la dedicación de los periodistas con la gente del pueblo, dejar los miedos y comprometerse con las luchas justas de la comunidad, sus líderes y la construcción de la historia regional”, concluye Carlos Murillo.

Muy pronto se darán a conocer los resultados del ciclo formativo.

 

954
Modificado por última vez en Viernes, 27 Abril 2018 16:12