PERIODISMO

Evernote, un aliado para la productividad del periodista y una mejor gestión de sus notas de investigaciones

Manejar grandes cantidades de datos, notas en papel y en documentos de texto, archivos, fotografías y grabaciones pueden, en algún momento, ‘volver loco’ hasta al periodista investigativo más organizado. Esta herramienta puede ahorrarle tiempo, estrés y esfuerzo en su gestión de la información.

Herramientas

Evernote, un aliado para la productividad del periodista y una mejor gestión de sus notas de investigaciones
Noviembre 26 de 2013

Para un periodista general, que desarrolla noticias diariamente y no necesita hacer una gran investigación, Evernote es útil. Pero para un periodista investigativo, que para cualquiera de sus trabajos hace varias entrevistas y las graba o toma notas de ellas, extracta información de decenas de sitios web, publicaciones impresas y documentos entregados por sus fuentes, es más que útil: puede ser el gran aliado para ‘no volverse loco’ con materiales dispersos por todas partes –en su computador y en su escritorio físico–, para tener la información a la mano cuando la necesite, a los pocos días o meses después, e incluso para compartirla con sus colegas y facilitar las investigaciones en equipo.

Evernote es una de las herramientas más útiles para cualquier persona que trabaje con mucha información: un estudiante, un académico, un profesor, un científico y, por supuesto, un periodista. Dado que tiene versiones para computadores (Windows y OS X), dispositivos móviles (iOS, Android, Windows Phone y BlackBerry), e incluso se puede usar desde un navegador web, es posible tomar notas desde cualquier lugar y dispositivo y, con una conexión a Internet, estas quedan sincronizadas en la nube y al alcance del periodista y de las personas con quienes comparta sus notas.

Hoy, muchos periodistas –de investigación o de otro tipo– aún toman notas en libretas de papel. Eso no está mal del todo, pero ¿encontrarán, 15 días o 3 años después, esas notas que tomaron con tanto interés de una entrevista, una conferencia o un momento de iluminación en el que surgieron ideas creativas? La respuesta, salvo casos excepcionales, es no. Tras buscar durante minutos u horas en cajones sus distintas libretas, lo más probable es que el periodista desista de su búsqueda y tenga que acudir a su memoria o, más probablemente, quedarse sin esa información que en ese momento podía ser valiosa.

Esto también ocurre con los periodistas que van un paso adelante en el uso de la tecnología, y toman notas en documentos de Word y en las ‘apps’ de notas de sus dispositivos móviles, graban audios con sus teléfonos inteligentes, escanean documentos y los archivan en formato PDF: la información en teoría está a la mano en sus equipos, pero encontrarla con las búsquedas de archivos o entre tantas carpetas no siempre resulta fácil y práctico.

Evernote, en cambio, le permite al periodista crear libretas o cuadernos según sus intereses –por ejemplo, una carpeta independiente por cada investigación periodística de largo aliento, por tipos de fuentes, por temáticas–, y apoyarse con etiquetas (palabras clave) para facilitar la documentación periodística, la organización y el posterior acceso a las notas.

Tomar notas y tenerlas centralizadas en libretas no puede ser más fácil según los gustos del periodista: puede escribirlas desde un computador, una tableta o un teléfono inteligente, o grabar audios, tomar fotografías de personajes o eventos, o escanear, mediante fotos, documentos en papel (de los que luego se podrán extractar los textos mediante un servicio de OCR interno, por lo que luego podrán buscarse palabras clave de estos). Incluso, los amantes de la libreta y el lapicero pueden seguirlos usando y pueden tomarles fotos a sus notas.

Además, todo lo que se encuentra en la Web como fruto de la investigación puede llevarse directamente a las libretas, gracias a un complemento del navegador llamado Evernote Web Clipper, así que el periodista no tendrá que buscar en los favoritos del navegador, que suelen ser difíciles de encontrar en los momentos clave.

Lo mejor: no importa desde dónde se tomaron las notas o en qué formato están, siempre estarán al alcance del periodista desde sus equipos. Y si por alguna razón extrema no tiene ningún equipo propio –por ejemplo, durante un cubrimiento este se daña o es robado–, la información siempre estará disponible desde otro equipo desde el sitio web Evernote.com.

La herramienta es gratuita para usos básicos. Para usuarios avanzados, o con requerimientos como acceso a todas las notas desde dispositivos móviles sin conexión a Internet, trabajo colaborativo (compartir libretas con colegas), mayor protección con contraseñas, más espacio y capacidad de transmisión de datos por mes, existe una versión Premium, que vale menos de 10.000 pesos mensuales o unos 85.000 anuales.

Más información sobre usos periodísticos de Evernote:

  • Temas Relacionados:

Desarrollado por Pixelpro