Historias de Villavicencio: la pérdida del humedal Ay mi llanura

Este pódcast narra el conflicto entre los habitantes del barrio Ay mi Llanura en Villavicencio, Meta, por el cuidado y la conservación del humedal que lleva el mismo nombre y sobre el cual se edificaron sus viviendas hace por lo menos tres décadas.

Historias en clave verde: reportajes sobre justicia ambiental

Historias de Villavicencio: la pérdida del humedal Ay mi llanura

Autor:

 Daniela Paola Villamil Montoya

Octubre 31 de 2023

El crecimiento de Villavicencio, producto de la migración y la llegada de población desplazada, produjo la urbanización de sectores como el humedal Ay mi Llanura, que forma parte de los 212 cuerpos de agua que existen en la ciudad. Este fenómeno viene generando afectaciones sobre estas reservas hídricas no reconocidas en la capital del Meta. 

El sector donde se encuentra el humedal empezó a ser ocupado de manera informal a finales de los noventa y hace seis años fueron legalizadas todas las construcciones que hoy se conocen con los nombres de barrios populares como San Ignacio I y II, Bochica, Bello Horizonte, Danubio, Villa Johanna I y II, Estero, Villa Oriente, Terminal, Buenos Aires, Nueva Floresta y Villa Helena. 

En ese crecimiento desbordado, el humedal Ay mi Llanura se convirtió en un parque, que es usado para pasear perros, arrojar basuras e instalar ventas informales. Los habitantes se dividen entre quienes suman esfuerzos para proteger lo que queda del humedal y quienes conciben el lugar como un parque y una zona comercial como cualquier otra de su ciudad.  

  • Desechos y basuras reemplazan la fauna y flora que algún día habitó este ecosistema. Fotografía tomada por: Daniela Villamil.

    Desechos y basuras reemplazan la fauna y flora que algún día habitó este ecosistema. Fotografía tomada por: Daniela Villamil.

  • En el humedal también hay puestos de venta de comida. Fotografía tomada por: Daniela Villamil.

    En el humedal también hay puestos de venta de comida. Fotografía tomada por: Daniela Villamil.

  • En el humedal no hay vida silvestre, pero sí mascotas haciendo sus necesidades, pues sus dueños las pasean en este lugar sin ninguna restricción. Fotografía tomada por: Daniela Villamil.

    En el humedal no hay vida silvestre, pero sí mascotas haciendo sus necesidades, pues sus dueños las pasean en este lugar sin ninguna restricción. Fotografía tomada por: Daniela Villamil.

  • Cada vez hay más árboles talados en el humedal Ay mi Llanura. Fotografía tomada por: Daniela Villamil.

    Cada vez hay más árboles talados en el humedal Ay mi Llanura. Fotografía tomada por: Daniela Villamil.

    Esta historia se adentra al corazón de Ay mi Llanura y propone un recorrido de voces y sonidos que son un reflejo de la realidad ambiental de muchos humedales en el país. 

     


    Esta historia hace parte del especial periodístico ‘Historias en clave verde: reportajes sobre justicia ambiental’, como resultado de la formación ‘CdR/Lab Memorias de la tierra: periodismo para cubrir temas de justicia ambiental’, apoyada por el Servicio Civil para la Paz de Agiamondo en Colombia.

     

     

    Desarrollado por Pixelpro

    2018 - 2022 © DERECHOS RESERVADOS

    Conviértase en asociada o asociado CdR